El tiempo - Tutiempo.net

 

ROMPIÓ VIDRIOS PARA QUE LE DEVUELVAN SU PELOTA

Sucedió en un establecimiento educativo. Una docente le quitó la pelota a un alumno, y la guardó en un armario bajo llave. El niño se enojó por la decisión de la docente y empezó a pedirla en reiteradas oportunidades. Ante la firme negativa de la maestra, el alumno salió al patio y empezó a romper desde el exterior y con piedras los vidrios de las ventanas del aula donde se encontraba la maestra y el resto de los compañeros. Llegò a romper 4 vidrios de las ventanas y cuando estaba por romper un quinto, las autoridades escolares le entregaron la pelota. En la mañana, los vidrios del aula se cubrieron con cartones para que el frío no ingresara. Padres comentaron en la mañana, que el niño y sus hermanos, no contarían con sus padres, y pasan por una condición de vulnerabilidad.